Riesgos de tener los sistemas desactualizados

Riesgos de tener los sistemas desactualizados

Al igual que cuando tienes un coche le haces un mantenimiento adecuado y de un modo continuado, deberías obrar igual con tus sistemas informáticos. Si estamos hablando de los de la empresa mucho más aún, porque de tenerlos desactualizados puedes poner en riesgo buena parte de su trabajo. En numerosas ocasiones una de las soluciones informáticas a empresas que prestamos tiene que ver precisamente con problemas que han surgido por tenerlos al día.

Las consecuencias resultan más graves y caras que las que puede tener llevar un mantenimiento adecuado de tus equipos y sistemas. Por eso, desde Imagar siempre os insistimos en la necesidad de llevar un control y seguimiento de en qué estado se encuentran los sistemas, programas, equipos y demás que se realiza con una consultoría informática.

Mantenerse siempre actualizado

Cierto es que resulta tedioso estar pendiente de todas las actualizaciones, instalar nuevas versiones cuando se nos da la opción y llevar un control de si tenemos todos los servicios informáticos de la empresa al día. Pero es importante le prestes cierta atención porque, de no hacerlo, estás poniendo en riesgo los sistemas y, por lo tanto, la propia empresa.

Puedes activar la opción de actualización automática que ofrecen algunos programas o que alguien lleve un control de las fechas en que hay que estar pendiente de las actualizaciones, a modo de inventario.

Las desactualizaciones pueden suponer fallos graves no solo de funcionamiento, sino también de seguridad. Las versiones obsoletas pueden convertirse en peligrosas grietas por las que pueden llegar a colarse toda esa clase de amenazas que no quieres ver ni de lejos.

Ciberataques de todo tipo

Los piratas informáticos saben de estos fallos y que son el mejor de modo de colarse en los sistemas informáticos de cualquier empresa. Así, puedes enfrentarte a un ataque en que se sustraigan datos de la propia organización o tus clientes, así como alterar aspectos relacionados con el correcto funcionamiento de la misma. En el peor de los casos pueden usarte como base para atacar a otras entidades e, incluso, ser víctima de ransomware, el secuestro de información de la compañía que ha de pagar un rescate para liberarla.

Mucho más habitual que los ciberataques, de lo que nadie está libre, son el malware y virus de toda clase que pueden infectar fácilmente tus sistemas informáticos. Existen de diversos tipos y a cual de ellos más peligroso. Tienen en común la facilidad y rapidez con la que se extienden por los sistemas. Además, hay que tener en cuenta que en determinadas organizaciones en que existe conexión con clientes a través de la red los peligros pueden extenderse también a ellos sin siquiera ser conscientes de ello.

Una correcta actualización de los sistemas y programas informáticos te permitirá mantener más seguros tus sistemas. Pero también conseguirás que funcionen correctamente y alargar su vida útil durante más tiempo, así como tener que recurrir en menos ocasiones a una empresa de soluciones informáticas. Ganarás seguridad y tranquilidad y te ahorrarás problemas y desembolsos económicos de consideración.