Diferencias entre sistemas CRM: on premise y as a service

Diferencias entre sistemas CRM: on premise y as a service

Hoy en día la gran mayoría de empresas trabajan con un CRM de gestión. Se trata de una herramienta que les ayuda de forma notable a desarrollar determinados aspectos del negocio y a tener un mayor control y cuidado de buena parte de ellos. Por su gran utilidad existen diversas opciones y siempre es importante elegir la que más se ajuste al negocio, son prácticamente desarrollos de sistemas a medida.


Por eso, hoy veremos dos tipos de CRM, para que conozcas sus características y cuál es el que puede resultarte más útil para implementar la gestión de tu empresa. Vamos a hablar del CRM on premise y el CRM as a service, conocido más popularmente como Saas.

CRM on premise

Es el tipo de software ERP de gestión que, normalmente, está reservado para las grandes empresas. Se encuentra ubicado en sus propios servidores y es gestionado por su propio departamento informático. Se trata de uno de los desarrollos de sistemas a medida, puesto que es el propio personal el que lo instala y se encarga de su mantenimiento.

Se considera más seguro, al no participar terceros en su gestión, y ofrece la posibilidad de adaptarse al negocio según este va avanzando y creciendo. También puede integrarse con diversos sistemas de la compañía. De este modo se tienen más posibilidades a la hora de concretar las funcionalidades y definirlo. De hecho, los CRM on premise fueron los primeros que se realizaron.

La inversión inicial que requiere es elevada, al igual que precisa de una infraestructura propia de importantes dimensiones. Es por eso que cada vez son menos las organizaciones que optan por este tipo de CRM y se decantan por CRM as a service.

CRM as a service

Los CRM as a service (Saas) son aquellos software de gestión que se instalan en la tecnología de la nube, por lo que las empresas que lo usan no precisan de una infraestructura de gran tamaño. Resulta, de este modo, más cómodo, seguro y fácil de utilizar, así como más económico.

La mayor parte de las empresas se decantan en la actualidad por contar con un Saas para gestionar todo lo relacionado con las relaciones con los clientes y el día a día en la empresa. Pueden acceder a él desde cualquier punto, únicamente se requiere una conexión a Internet, y su implantación es muy sencilla, casi automática.

Además, para gestionarlo correctamente no se precisa contar con personal informático especializado en su funcionamiento. Resulta muy sencillo de usar. Está pensado, en especial, para pymes que quieren tener la mayor parte de su gestión digitalizada y unificada en un único espacio, pero que no cuentan con un soporte informático propio.

En función de cómo sea tu empresa y la gestión que quieras realizar del propio CRM te convendrá más decantarte por uno u otro tipo de software de gestión. Si necesitas asesoramiento para decidirte no dudes en contactar con Imagar. Somos expertos en aportar soluciones informáticas para tu negocio.