AWS: el cloud computing de Amazon

AWS: el cloud computing de Amazon

El almacenamiento en la nube (hosting cloud) resulta fundamental para numerosas empresas que, dado el alto volumen de datos y herramientas que manejan, precisan de un espacio virtual en que ubicarlos con todas las garantías de seguridad informática. Son varios los servicios de cloud que existen actualmente y de los que se sirven las corporaciones, incluso os hemos hablado de alguno de ellos.


En el post de hoy queremos que conozcas más de estas alternativas y por eso hoy vamos a tratar una de la que es muy posible hayas oído hablar. Se trata de AWS, más conocida popularmente como el cloud computing de Amazon.

La gran tienda online ofrece, entre sus muchos productos, un servicio de nube. Bajo el nombre de Amazon Web Service encontramos toda una serie de herramientas que, en la línea de lo que ofrecen otras empresas similares, van más allá del propio almacenamiento, lo que ha hecho que muchas firmas hayan decidido migrar a la nube. Para que te hagas una idea de todo su potencial: algunos de sus clientes son Netflix o el F. C. Barcelona.

Los servicios que ofrece

Gran capacidad de almacenamiento. Es en lo primero que pensamos al hablar de cualquier cloud y aquí no iba a ser menos. AWS ofrece un almacenamiento de información y sistemas a diversos niveles, puesto que tiene productos específicos para grandes empresas, como las mencionadas anteriormente, pero también para las medianas y pequeñas. La personalización es una de las claves de esta nube y una de las razones de su éxito.

Adaptación a las necesidades. En un momento dado una empresa puede necesitar más espacio en la nube para albergar sus servidores virtuales y en otro menos o herramientas determinadas para momentos específicos. No hay problema, porque AWS permite que exista flexibilidad a fin de que cada cliente tenga lo que realmente necesita y en el momento que lo necesita.

Redes virtuales. VPC (Virtual Private Cloud) es el espacio en que se albergan las redes virtuales de cada empresa de modo que sus trabajadores puedan acceder e interactuar fácilmente con ella. En cualquier momento y desde cualquier lugar del mundo se puede entrar al sistema.

Business Intelligence. Almacenar datos puede ser lo que se necesita en una nube, pero también es cierto que si se analizan se puede obtener valiosa información para la empresa. AWS lo hace con la business intelligence y también gracias al internet de las cosas.

Gestión de apps. Las empresas que desarrollan apps de cualquier tipo saben de la importancia de contar con una nube fiable y solvente, y estos servicios también. AWS está especializado para facilitar el diseño, creación y mantenimiento de aplicaciones.

Seguridad informática. A la hora de decidir subir los datos de una empresa a cualquier nube la seguridad es fundamental, no en vano estás poniendo en sus manos uno de los principales valores de tu marca. AWS presume de tener uno de los mejores niveles de seguridad gracias a una infraestructura diseñada ex profeso y con una ininterrumpida supervisión.

AWS: el cloud computing de Amazon

Precios y programas personalizados

La gran variedad de herramientas que ofrece AWS hace que cada uno personalice el servicio en función de sus necesidades. De esta manera se consigue también que pague por lo que realmente necesita y no por funciones que no va a utilizar.

Por eso ofrece un servicio de asesoramiento sobre el funcionamiento de AWS y para ayudar a elegir las herramientas que realmente necesita en función de la capacidad de la empresas o su sector. Esa personalización que ofrece la nube de Amazon resulta muy interesante porque supone un ahorro de costes. Además, encaja a la perfección con su mentalidad de ofrecer precios bajos para tratar de conseguir un número mayor de clientes.