Teletrabajo y seguridad informática

Teletrabajo y seguridad informática

El teletrabajo era una modalidad que desde hace unos años muchas empresas ofrecen como una posibilidad a sus empleados, pero tras el estallido del coronavirus se ha convertido en real para muchas más. Adaptar tu compañía al trabajo a distancia conlleva una serie de pasos y precauciones a tomar. Entre ellos, uno de los que más preocupa es en qué lugar queda la seguridad informática.

No cabe duda de que hoy en día todas las organizaciones manejan muchísima información y su valor hace que sea uno de sus bienes más preciados. Y precisamente por ello el miedo a posibles ciberataques y vulneración de la privacidad es uno de los que atormenta a sus responsables.

Uso de redes particulares

Al teletrabajar los equipos y sistemas propios de la empresa dejan de estar centralizados y se extienden por otras redes, generalmente abiertas y de particulares. Es por ello que desde Imagar te recomendamos que a la hora de permitir el trabajo fuera de la oficina consultes con nuestra consultoría informática y lo hagas tomando toda una serie de medidas que garanticen la misma seguridad que habría en ella.

  • Trabajar desde una VPN. Las redes públicas facilitan el acceso a la información y la forma de utilizarlas con total seguridad es a través de una VPN (siglas en inglés de red privada virtual). De ese modo el empleado puede entrar en los sistemas de la empresa desde su casa o cualquier otro punto, pero usando un canal propio que es más seguro.
  • Equipos limpios y actualizados. En ocasiones el teletrabajo se hace desde ordenadores personales, que usas tanto para trabajar como para gestiones particulares. Es importante que el equipo esté actualizado, con antivirus vigente y sin programas de los considerados piratas. De no ser así podría llegar malware o ataques que se transfieran e infecten el software de la empresa.

  • Acceso cifrado al router. Habitualmente el acceso a los router de viviendas está cifrado para evitar a los vecinos gorrones. En el caso de que vayas a conectarte a él para trabajar es imprescindible que lo cifres y, a ser posible, con una contraseña que no sea fácil de adivinar.
  • Bloquea y apaga dispositivo. Los peligros pueden venir de donde menos te esperes, así que es importante que bloquees y apagues el dispositivo en que teletrabajas cuando no lo vayas a usar. Además, si no lo tiene, crea una cuenta con clave de acceso para poder entrar. Esto es especialmente importante si lo utilizas en cafeterías o espacios en que puede haber más personas ajenas a tu empresa.
  • Sube documentos a la nube. Hasta el mejor de los ordenadores puede fallar. Por eso, en caso de teletrabajar se hace aún más importante tener todo tu trabajo en algún otro lugar. Lo más práctico es utilizar un servicio en la nube de la empresa en que todos los empleados puedan subir y consultar documentos de otros compañeros.

En la actualidad se dan todas las circunstancias para teletrabajar de forma segura y sin miedo a intromisiones no deseadas. Sin embargo, es importante no confiarse y dejarse asesorar por profesionales de la seguridad informática para no tener que lamentarlo más tarde.