¿Por qué acometer un saneado de CPD?

Blog

Las siglas CPD son las de Centro de Proceso de Datos. Es el espacio donde se concentran los recursos necesarios para el procesamiento de la información de una empresa. También se le llama centro de cálculo, centro de datos, centro de proceso de datos o centro de informática. Es una zona que ha de estar limpia y saneada. Como consultora informática vamos a ver las razones.

La suciedad tiende a acumularse y a circular a través de las unidades de refrigeración y los equipos informáticos, obstruyendo sus ventiladores. Gran parte de los fallos que se producen en los sistemas de comunicación se deben al polvo y otros materiales residuales. Tanto un centro de datos como una sala de ordenadores necesitan limpiarse habitualmente para garantizar el buen funcionamiento de los equipos. Hay que acometer la limpieza exterior del hardware para evitar daños o incluso la interrupción del servicio.

Efectos de la suciedad en los sistemas

La mayoría de los suelos técnicos están diseñados para disipar la electricidad estática. Lo que ocurre es que la suciedad en la parte superior de estos suelos reduce significativamente esa capacidad. Teniendo en cuenta que una limpieza inadecuada puede provocar el mal funcionamiento, es clave eliminar el polvo y la suciedad de todo tipo de superficies. Para garantizar la longevidad y buen funcionamiento de cualquier CPD.

Una higiene técnica deficiente de un CPD puede provocar:

  • Incremento del calor por estar los ventiladores obstruidos.
  • Aumento del consumo eléctrico para mitigar ese calor.
  • Más fallos en los equipos y disminución de su vida útil.

Un sobrecalentamiento del equipamiento del CPD (servidores, electrónica de red) puede deberse a la acumulación de partículas de polvo o contaminación. La falta de limpieza provoca fallos en los sistemas y equipos de información. Puede afectar a los equipos eléctricos, informáticos, sistemas de energía, sistemas de calefacción, aire acondicionado o ventilación. Si existe obstrucción de los filtros del aire, puede frenar el flujo del aire del CPD.

Es clave acometer una limpieza especializada y a medida de la sala CPD para minimizar el riesgo, optimizar el rendimiento de los equipos, minimizar su desgaste y evitar averías en los servidores destinados al backup de la información.

Ventajas de contar con un CPD limpio

  • Garantizar un óptimo rendimiento del equipo.
  • Reducir riesgos que pueden derivar en posibles caídas del sistema.
  • Disminuir el peligro de desgaste de elementos.

Acometer limpiezas de forma periódica sirve para tener más control sobre las instalaciones y los equipamientos. En Imagar te recordamos que es esencial, además, llevar a cabo un control ambiental del Centro de Proceso de Datos. Entre otras cosas, monitorizando los valores de temperatura y humedad. La temperatura recomendada oscila entre 18ºC y 27ºC y la humedad ha de ser de menos de un 60%.

Efectos de la contaminación del aire en los CPD:

  1. Efectos químicos: corrosión del cobre en las placas de los circuitos y corrosión de la metalización de plata en los componentes de montaje superficial.
  2. Efectos mecánicos: depósitos de suciedad en el disipador de calor, interferencia de la señal óptica y aumento de la fricción.
  3. Efectos eléctricos: cambios en la impedancia del circuito y la formación de arco eléctrico.

Una limpieza técnica prolonga la vida de los equipos, minimiza el riesgo de incendios como consecuencia del polvo acumulado en el hardware, evita descargas electroestáticas, evita la existencia de óxidos y minimiza la polución del aire. Eso sí, la limpieza siempre ha de quedar en manos de personal cualificado para evitar averías y caídas del sistema. Los profesionales que acometan la limpieza han de contar con altos conocimientos en entornos críticos, sobre los componentes de un CPD y sobre el flujo de circulación de aire.

NULL idioma: es
Logo teléfono Call us Logo correo Email