4 errores al plantear una modernización de infraestructura TI

Blog

Como expertos en el desarrollo de software erp queremos repasar algunos errores a evitar a la hora de plantear una modernización de infraestructura TI de tu empresa.

Cuando hablamos de la modernización de TI nos referimos a la actualización de la totalidad o de parte de un software obsoleto. La tecnología heredada es aquella de la que ha dependido una organización a lo largo de los años, los programas que pueden estar obsoletos o sin actualizar.

Hacia unos sistemas más modernos y eficaces

Modernizar los sistemas heredados a corto plazo puede significar incorporar nuevos software. De hecho, la transformación digital es una operación clave para que las empresas superen a la competencia. Contar con un entorno de TI moderno es esencial en una sociedad digitalizada. Las entidades necesitan tener una infraestructura de TI operativa y fiable. No siempre se trata de actualizar o sustituir las infraestructuras tecnológicas, sino que a veces vale con incorporar al entorno informático piezas que mejoren el conjunto.

Apostando por la digitalización y los sistemas informáticos para empresas una empresa puede ganar en muchos frentes. Entre otras cosas, puede mejorar la colaboración y la eficiencia dentro de los equipos, reducir costes, mejorar la capacidad de reacción ante los cambios, ahorrar tiempo y recursos, ganar en seguridad y facilidad de acceso a la información, evitar que el software utilizado se vuelva incompatible, mejorar la experiencia de usuario o automatizar tareas.

Pueden aparecer piedras en el camino de la digitalización en forma de tiempo, dinero, resistencia al cambio de la plantilla, etc.  Si el problema es económico, se pueden sustituir los sistemas antiguos de forma progresiva empezando por los que tienen un menor ROI.

Si la cuestión radica en que a las personas que trabajan en la empresa les cuesta dejar de usar herramientas ya conocidas, será necesario mostrarles las ventajas de la modernización. En cualquier caso, no se podrán instalar aplicaciones sin la aprobación previa del departamento de informática.

Adaptarse a las exigencias del mercado

La obligatoria modernización tecnológica de la que hablamos viene de la mano de la necesidad de responder a las expectativas de los clientes. En un panorama cambiante como es el de las TI, no siempre hay que eliminar y cambiar los sistemas heredados si estos son de confianza. A veces basta con la creación de microservicios en la nube y con apostar por una infraestructura de TI flexible, escalable y segura diseñada con inteligencia artificial.

En Imagar te recordamos que la modernización de aplicaciones requiere de una infraestructura moderna en la que prime la flexibilidad, los marcos de trabajo abiertos que maximicen la portabilidad sin añadir riesgos. Ha de ser también una estructura dotada de escalabilidad para satisfacer los cambios en la demanda. También segura. La plataforma que se use ha de controlar dónde y cómo se almacenan, acceden y procesan los datos de carácter sensible.

Según los requisitos específicos de cada empresa u organización hay varias opciones en materia de modernización de las TI. A veces se trata de trasladarse de computadoras centrales a sistemas distribuidos que sean más flexibles. Otra alternativa es incorporar software, plataformas o infraestructuras virtualizados.

A veces se añade un almacenamiento conectado a la red (NAS) o una red de área de almacenamiento (SAN) para mejorar su capacidad de almacenamiento. Se puede también desarrollar una arquitectura orientada a servicios (SOA) y un bus de servicios empresariales (ESB) para dar soporte. Además, de crear servicios web para reemplazar aplicaciones existentes. Sea como sea, apostar por un almacenamiento definido por software proporciona otros medios para modernizar la capacidad de almacenamiento.

Los objetivos fundamentales de una modernización de la infraestructura TI son:

  • Procesos optimizados y automatizados. Simplificar y acelerar el aprovisionamiento de recursos y la capacidad de administración de configuración.
  • Flexibilidad y escalabilidad. Ampliar o reducir la cantidad de recursos informáticos, redes y almacenamiento de manera fluida y previsible para poder atender un posible aumento del número de usuarios y carga de trabajo.
  • Agilidad y capacidad de respuesta. Para el desarrollo rápido de las aplicaciones y los modelos de implementación.
  • Con base en el consumo. Para simplificar las tareas administrativas.
es
Logo teléfono Llámanos Logo correo Escríbenos